Por qué almacenar contraseñas en hojas de cálculo o notas adhesivas no es una buena idea

¿Es seguro guardar contraseñas en una hoja de cálculo?

Una de las peores formas de llevar un seguimiento de las contraseñas es en una hoja de cálculo de Excel o similar. Normalmente, los empleados tienen este mal hábito porque no disponen de otra forma de almacenar o compartir las credenciales de las cuentas de la empresa. No obstante, esta práctica lleva a una seguridad de las contraseñas muy deficiente porque las hojas de cálculo no están cifradas.

Los ciberataques ocurren por vulnerabilidades dentro de una organización. Escribir las contraseñas en una nota adhesiva, por ejemplo, lo hace susceptible a los ataques relacionados con las contraseñas, ya que facilita que los atacantes obtengan sus contraseñas. Considere que es similar a colocar las llaves de su casa bajo el felpudo: es el primer lugar en el que el ladrón va a mirar.

Normalmente, las personas comparten hojas de cálculo con nombres de usuario y contraseñas por correo electrónico o copiándolas en una unidad USB. Se trata de una práctica peligrosa porque pueden ser interceptadas por un ciberdelincuente o se pueden perder en el proceso. Se pueden hacer fácilmente copias de una hoja de cálculo y no hay forma de ver quién puede acceder a la información o evitar que antiguos empleados se las lleven.

¿Es seguro guardar contraseñas en una hoja de cálculo?
La mejor forma de guardar sus contraseñas de forma segura

La mejor forma de guardar sus contraseñas de forma segura

La única forma de asegurar que sus contraseñas están a salvo es almacenándolas en un gestor de contraseñas. Un gestor de contraseñas es una solución de ciberseguridad que le ayuda a generar, almacenar, gestionar y compartir sus contraseñas.

Lo que hace que un gestor de contraseñas sea increíble es que solo hay que recordar una contraseña: la contraseña principal. La contraseña principal permite acceder a los datos del almacén de contraseñas. Cuando se introduce correctamente, todo el contenido del almacén se descifra localmente en el dispositivo. También se puede configurar el acceso al almacén de contraseñas con biometría, como la huella dactilar o Face ID.

La diferencia con una hoja de cálculo es que esta almacena todas las contraseñas en texto plano, lo que significa que, si alguien indebido encuentra el archivo de la hoja de cálculo, podrá abrirlo y ver de forma clara todas las contraseñas de sus cuentas.

Beneficios de usar un gestor de contraseñas en lugar de una hoja de cálculo

Sus contraseñas se cifran en un almacén digital

El cifrado se produce cuando los datos sensibles se convierten en un formato no legible, también denominado texto cifrado. La única forma de leer los datos cifrados es cuando se descifran usando una clave de cifrado. En el caso de un gestor de contraseñas, su contraseña principal es la clave de cifrado.

Es muy importante que todos los datos confidenciales se almacenen usando el cifrado porque asegura que los usuarios no autorizados no pueden leer o alterar los datos. Keeper Password Manager cifra todos los datos en el almacén del usuario, incluidos los nombres de usuario y las contraseñas. Las hojas de cálculo no cifran ningún dato.

Sus contraseñas se cifran en un almacén digital
Compartir contraseñas es más fácil y seguro

Compartir contraseñas es más fácil y seguro

Compartir contraseñas usando hojas de cálculo es una práctica de riesgo que vuelven a las organizaciones vulnerables a las filtraciones de datos. Keeper Password Manager le permite compartir de forma segura más que solo contraseñas. Los empleados también pueden compartir archivos y credenciales entre ellos y con terceros sin tener que exponer sus nombres de usuario o contraseñas. También se puede revocar el acceso en cualquier momento o restablecer las credenciales cuando un empleado deja la empresa.

La opción de enlace para compartir válido una sola vez de Keeper asegura el uso compartido y seguro de contraseñas entre los empleados que solo desean compartir por un periodo limitado. Esta opción es la forma más segura de compartir credenciales o archivos con un compañero de trabajo o tercero sin exponer información usando hojas de cálculo. La persona que recibe el enlace no necesita tener una cuenta de Keeper.

Le ayuda a protegerse de las ciberamenazas

Utilizar una hoja de cálculo para almacenar contraseñas deja vulnerables a las organizaciones frente a varios tipos de ciberataques como, por ejemplo, los ataques de ransomware y de intermediario (MITM).

Como todos los almacenes de los usuarios están protegidos con un cifrado de conocimiento cero, incluso en el improbable caso de que Keeper sufriera una filtración (algo que nunca ha pasado), todos los datos serían ilegibles para los ciberdelincuentes.

Le ayuda a protegerse de las ciberamenazas
Genera contraseñas difíciles de adivinar

Genera contraseñas difíciles de adivinar

Las organizaciones no deberían preocuparse solo por almacenar las contraseñas de forma segura. Deberían asegurarse también de que todas las contraseñas que se usan son fuertes y únicas. Un gestor de contraseñas puede ayudar a los empleados a generar contraseñas fuertes que a los ciberdelincuentes les resulten más difíciles de adivinar.

Confiar en los empleados a la hora de crear sus propias contraseñas a menudo suele provocar que se reutilicen contraseñas o se usen contraseñas débiles. Esto hace que su empresa tenga una mayor tendencia a sufrir ataques relacionados con las contraseñas y, como consecuencia, un mayor riesgo de robo y filtración de datos confidenciales. Esto tiene un impacto no solo en su negocio, sino también en sus clientes, ya que estos confían en que mantendrá su información segura en todo momento.

Protéjase y proteja su empresa con Keeper

Contactar Ventas
Chat
close
close
Español (ES) Llámenos